miércoles, 12 de diciembre de 2007

miércoles, 14 de noviembre de 2007

LA COTIDIANIDAD: UNA EXCUSA PARA PRODUCIR TEXTOS PERIODÍSTICOS.

INTRODUCCION


El objetivo esencial de la educación lingüística ha sido, es y quizá deba ser siempre intentar contribuir a la adquisición y el dominio de las destrezas comunicativas mas habituales en la vida de las personas hablar, escuchar y leer y escribir y , por tanto, a la mejora de las capacidades y habilidades que nos permiten desenvolvernos en nuestras sociedades de una manera adecuada y competente en las diversas situaciones y contextos comunicativos de la vida cotidiana.


Por tanto ya no basta con una orientación estructuralista o generativista en la enseñanza de la lengua; sino que hay que utilizar otros saberes lingüísticos (pragmática ,lingüística del texto, semiótica y otras metodologías frente a la clase magistral y ala calificación académica del texto elaborado por el alumno, hay que actuar como mediador e intervenir en el proceso de elaboración.


Asimismo cualquier aprendizaje escolar debe ser significativo y funcional, es decir, debe tener sentido para quien lo aprende y debe ser útil mas allá del ámbito escolar; de acuerdo con Emilia Ferreiro la escritura es importante en la escuela porque es importante fuera de ella y no al revés; en el caso de la enseñanza de la lengua el alumnado tiene que entender que lo que se le enseña le va a ser útil en su vida personal y social y no solo en la escuela.


Volviendo al asunto de las habilidades comunicativas, veamos como es posible concebir desde una orientación hacia la significación el proceso de escribir, este no es solamente una codificación de significados a través de reglas lingüísticas, se trata de un proceso que al a vez es social e individual en el que se configura un mundo y se ponen en juego saberes, competencias, interés y que , ala vez, esta determinado por un contexto socio cultural y pragmático que determina el acto de escribir: escribir es producir el mundo .en este punto aparecen trabajos como el de Fabio jurado.


De este modo es necesario hacer un llamado al a escuela para que haga de la escritura no solo un instrumento efectivo de la comunicación sino también un medio de interacción y objeto de reflexión permanente; el enfoque a retomar es el constructivista integrando el enfoque semántico comunicativo de la lengua ambos pilares de los lineamientos de lengua castellana.


Por consiguiente “la concepción constructivista del aprendizaje escolar se sustenta en la idea de que la finalidad de la educación se imparte en las instituciones educativas es promover los procesos de crecimiento personal del alumno en el marco de la cultura al agrupo del que pertenece”¿referencia? asi el constructivismo es una posición epistemológica donde se considera al sujeto como constructor de conocimientos, a partir de sus necesidades y su contexto real; esta construcción de cono cimientos se hace posible no solo desde su transformación, sino por el intercambio de ideas, observaciones ,experiencia y relaciones con el medio; es por ello que mi interés es tomar como base la cotidianidad del alumno como una estrategia o motivación hacia la escritura ala vez que les contribuirá a la construcción de l sentido analítico y critico de la misma.


Del mismo modo Piaget se refiere a esto expresándonos que el sujeto es un ser activo que decide aprender según su interés o necesidades; el sujeto construye conocimientos partiendo de los conocimientos previos frente a los que desea aprender. En esta medida el sujeto explora, conoce y activa sus esquemas relacionándolos con su conocimiento y logra construir aprendizajes ,básicos, prácticos y científicos.


De la misma manera coll plantea que el constructivismo implica partir de los conocimientos que el alumno ya tiene ampliándolos en conjunto(construyendo) nuevos saberes siempre vinculados con la realidad.


Se arranca de la hipótesis de que los estudiantes producen textos con deficiente cohesión porque no son conscientes de la forma en que funcionan los mecanismos cohesivos, ni de la necesidad de emplearlos para mantener una continuidad temática entre información anterior e información nueva
es bien certero que a leer se aprende escribiendo ,mucho mas motivanté es para los estudiantes escribir sobre lo que se conoce y de hay avanzar a lo desconocido ; no debemos olvidar cuan gratificante fue escribirle a nuestros amigos o novios sobre lo que nos paso en algún instante lo bello o lo malo que fue; entonces porque no optar por integrar eso “extraescolar” a la escuela esta no se puede volver en una frontera negativa frente aquello que es de nuestro diario vivir y que siempre estará con nosotros revisar, pues algunas ideas hacen parte más de la introducción,


calificación que depende de su acierto más que de su interés y participación activa y responsable en el proceso.


Se tuvo pues el cuidado de no permitir que la competencia ortográfica se sobre valore, hasta el punto de que otros elementos importantes en el texto, como el nivel argumentativo, creativo, la cohesión, la coherencia, la segmentación, el control temático, el uso pertinente de vocabulario; entre otros, queden anulados o pasen a un segundo plano.


Con la misma intención, se trató de planear propuestas de lectura y escritura a partir de las necesidades y gustos identificados en los estudiantes. Hay que pensar en los beneficios que puede ofrecer el eximir la escritura de tantas condiciones que impiden realizaciones con sentido, motivadas y, por lo tanto, mejores; por lo menos, al comienzo de este proceso que busca, en parte, motivar al ejercicio de la escritura.


Propiciar producciones escritas ¡libres!, que permitan un trabajo significativo en el que las estrategias para mejorar tengan una aplicación real y efectiva, sin camisas de fuerza, puede ser muy útil al proceso de mejoramiento de la calidad de la comprensión y, específicamente, de la producción textual. Es bueno recordar también que Michèle Petit[1] se refiere a la escritura de los adolescentes como un intercambio de subjetividades, una forma de poner en escena y construir la identidad.


Según las conclusiones de ese trabajo, Con base en estos aportes se trató de fomentar un ambiente propicio que diera lugar a una interacción basada en el respeto; con unas condiciones que liberaran al estudiante de la angustia que le produce la presión de una




















JUSTIFICACION


El trabajo de comprensión y producción textual encuentra su justificación en la Ley General de Educación (Ley 115 de 1994); la Resolución 2343 de 1996; Los lineamientos curriculares de lengua castellana en el que uno de los ejes fundamentales sobre los cuales se rige la enseñanza de la lengua castellana son los Procesos de interpretación y producción de textos; además de los estándares para la excelencia en la educación propuestos por el MEN en el 2003;En donde se manifiesta el interés en que los estudiantes del país “aprendan a usar el lenguaje para expresarse con autonomía, para comunicarse efectivamente, para saber relacionarse con los demás y para desarrollar el pensamiento.” Se expresa la intención de “fortalecer la construcción de la comunicación significativa verbal y no verbal, donde escuchar, hablar, leer y escribir toman sentido en los actos de la comunicación.” Se propone una atención especial “al trabajo dirigido hacia el respeto por el otro, a un trabajo interactivo en función de las expectativas, circunstancias y necesidades de los estudiantes (...) haciendo énfasis en lo cultural, lo reflexivo y lo crítico.”


La Ley general de educación dentro de sus fines propone fortalecer el desarrollo de la capacidad crítica, reflexiva y analítica en el estudiante, lo cual puede lograrse mediante la producción de textos periodísticos haciendo hincapié principalmente; en el grado 6 de bachillerato, que es el grado en que se está intentando aplicar el presente proyecto, para ello es muy pertinente este tipo de textos ya que incentivan además de la comprensión, la producción textual en los estudiantes de dicho grado. Estos textos tratan temas conocidos como las modas, la violencia, el arte, el cine, el desempleo, etc, que son temas bastante familiares para ellos y que pueden resultarles interesantes, a la vez que pueden ayudarles a adquirir las competencias lingüísticas necesarias para acceder a los diversos tipos de textos que tienen que encarar durante su proceso formativo, ya que en la medida en que se logra la identificación de estos recursos que tenemos y usamos a diario, aumenta la conciencia del uso y de la relación entre las producciones orales y las escritas. Al mismo tiempo que se avanza en este sentido se progresa en el desarrollo de habilidades para la escucha y la comprensión y en consecuencia, se mejoraran las habilidades comunicativas que permiten que logremos reflejar en lo que producimos lo que realmente queremos expresar.


Por su parte Los lineamientos curriculares apuntan hacia la enseñanza por proyectos con la finalidad de desarrollar las competencias y habilidades comunicativas. Las primeras, hacen referencia a las capacidades con las que un sujeto cuenta para desempeñarse en su entorno; A estas dos perspectivas se suman el concepto de competencia y las acciones derivadas de las competencias comunicativa, interpretativa, argumentativa y propositiva. De acuerdo con los lineamientos dados por el ICFES para el nuevo Examen de Estado las competencias se definen como “un saber hacer en contexto”; por lo tanto, el interés debe ser dirigido a formar sujetos integrales que tengan más capacidad de comprender, interpretar y cambiar su realidad social. Las segundas, entendidas como elementos que permiten desarrollar la significación dentro de la comunicación; siendo estas: Hablar, escuchar, leer y escribir. Atiendo a las necesidades planteadas para la enseñanza de la lectura y la escritura, a partir de la aceptación de que estas habilidades no se pueden desarrollar en forma aislada y que ambas son formas de construir sentido, mediante las transacciones que se dan entre los textos.


Las competencias son las potencialidades y las capacidades con que un sujeto cuenta para realizar acciones de interpretación, argumentación y proposición. ;así lo realmente importante en la educación es que el educando comprenda su entorno y lo transforme en pro de la comunidad a la que pertenece y no que almacene rigurosamente contenidos, en otras palabras, “no se trata de determinar cuánto sabe el estudiante, sino de comprender cómo significa el mundo y cómo usa el conocimiento”. (Estándares para la excelencia en la educación, 2002: 48)


Por consiguiente en la propuesta de Estándares curriculares del área de lengua castellana subyace la dimensión del lenguaje planteada en los Lineamientos Curriculares: “La concepción de lenguaje que aquí se plantea tiene una orientación hacia la construcción de la significación a través de los múltiples códigos y formas de simbolizar, significación que se da en complejos procesos históricos, sociales y culturales en los que se constituyen los sujetos en y desde el lenguaje”. (1998: 45)


Así ,capacitar en el uso de la lengua, capacitar para la comunicación, debe ser la finalidad principal de la enseñanza de la lengua, ya que, en la medida en que el alumnado sea competente comunicativamente podrá usar el lenguaje en la construcción de significados acordes a sus necesidades, logrará desenvolverse con soltura dentro de sus respectivos entornos, tendrá una oportunidad para su libre desarrollo y expresión y para formarse como un ser integro que puede satisfacer sus necesidades y aportar socialmente; además, podrá reflexionar de manera crítica sobre todo lo que sucede a su alrededor.


Por lo tanto, reconocer espacios que convocan al ser humano en general permitiendo su expresión particular, es una forma de encontrar posibilidades para desarrollar esta labor educativa. Hay que partir del “reconocimiento del lenguaje como un elemento que acompaña de un modo indisociable la vida del ser humano, que es vital para su desarrollo y que merece un tratamiento educativo acorde con su importancia”[2]; y siendo la lectura y la escritura, espacios ideales para el conocimiento personal y del mundo, se les deben reconocer como actividades fundamentales en la formación del ser humano y como actos comunicativos que exigen una competencia, una autonomía por parte del estudiante, que favorecerá su proceso de formación y su accionar creativo en la sociedad.








































DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO


La elaboración de una propuesta educativa en cualquier área de conocimiento, además de reconocer las problemáticas generales, supone un acercamiento a las particularidades de la población para quien se piensa dicha propuesta; por ello aquel que consulte este proyecto ha de tener en cuenta dichas variables y acomodar la estrategia aquí planteada en su contexto.


Así, buscando conocer el contexto de los estudiantes partícipes de mi práctica docente ,se llevó a cabo la revisión del lugar en que se encuentran, el ambiente, las circunstancias en que viven, indagando sobre lo que piensan, los rodea y, en general, lo que es propio de su entorno.


El Instituto Técnico Pascual Bravo se crea Inicialmente por ordenanza N 37 de la asamblea de Antioquia en 1935 con el nombre de Escuela de Artes y Oficios ,la cual hacía parte de la Universidad de Antioquia, más adelante, en 1943, toma el nombre de Escuela de Artes y Oficios ”Pascual Bravo” en homenaje al antiguo gobernador de Antioquia, quien tenía este nombre, luego, en 1967, por medio de la resolución 1124 del 17 de mayo el Ministerio de Educación Nacional autoriza el funcionamiento de las dos jornadas bajo el nombre de Instituto Técnico Pascual Bravo.


La institución se encuentra ubicada en la en la zona noroccidental de la ciudad de Medellín, sector Robledo, barrio Pilarica, sobre la calle 73· 73 a 226. Es una institución pública, de carácter mixto(en sus inicios fue exclusivamente de varones). La población estudiantil es diversa, pues allí llegan estudiantes provenientes de barrios como Castilla, Doce de octubre, El Picacho, París, Kennedy, Villa Sofía, Córdoba, Pilarica, entre otros estudiantes que generalmente son de clase media, media baja y donde están arraigados grandes problemáticas sociales de la ciudad como la drogadicción y la delincuencia reflejándose esto dentro de la institución lo que deja claro que el mundo extraescolar y el escolar están articulados.


Actualmente el instituto comparte sede con las carreras tecnológicas ofrecidas por el tecnológico ,que bajo el mismo nombre se ha constituido desde el fortalecimiento de la industria metal mecánico, eléctrico y de construcción como pieza clave para el avance de Antioquia.


Dicha sede alberga las dos instituciones separándolas la zona de talleres que de igual modo da paso a las instalaciones correspondientes al colegio, la cual tiene una planta física de tres pisos y en el medio, una cancha polideportiva; cuenta además con biblioteca, sala de sistemas, de música, laboratorios, aula exclusiva para la clase de artística, salón de conferencias, piscina, cancha de fútbol en arenilla, un coliseo, varias tiendas y una gran cantidad de zona verde. Bastantes posibilidades para el esparcimiento, la recreación y la educación permitiendo que el docente no tenga solo el aula para enseñar ni ellos para aprender.


Las aulas, en particular, son amplias, con buena iluminación para grupos aproximadamente entre los 43 y 55 estudiantes ; la que está destinada para la clase de español cuenta con televisor y VHS, pero este nunca es utilizado; las sillas todas son para estudiantes diestros, aunque puede ser como el presupuesto para la institución no es sólido ya que actualmente el instituto se encuentra en un vaivén puesto que no sabe a cual ministerio pertenece, si al municipal o al nacional de ahí que ninguna de estas entidades le gire plata y esto se refleja en que no puedan hacer inversiones para la mejora de las instalaciones.


En cuanto a la organización interna cuenta con su respectivo PEI y todo lo que de este se deriva, y que rige la Ley General De Educación: manual de convivencia, gobierno escolar.


Siendo la persona el sujeto de la educación y el PEI el faro que indica el norte de toda acción educativa, la institución dirige su atención a la formación del estudiante como ser integral, buscando un equilibrio entre las necesidades del ser como ente biológico, psíquico, social y espiritual. El alumno pascualino debe ser formado como una persona autónoma, capaz de tomar decisiones y asumir responsabilidades, interesado por las necesidades de los demás, que agote esfuerzos para participar y colaborar en su medio social , solidario y responsable, respetuoso de sí mismo, de la familia y de los demás, con capacidad intelectual orientada hacia la tecnología, con un dominio tan amplio que le permita innovar, crear, transferir y potenciar sus conocimientos con un bagaje suficiente como para adaptarse con facilidad a cualquier proceso de producción, y que además sea responsable en el manejo y cuidado de los recursos que están a su disposición, con valores éticos y morales.


Esta institución plantea unos ejes de apoyo a su propuesta educativa: promover en sus alumnos un proyecto de vida, mejorando su calidad familiar y personal atendiendo a sus necesidades con docentes activos y participativos, a través de unos principios axiológicos que fundamentan el proceso formativo y pedagógico en la institución.[3]
El docente como protagonista de esta propuesta de acción pedagógica ayuda al estudiante a sentirse integrado, generando en él una pertinencia, una pertenencia y una autogestión, que deriva en un aprendizaje activo y significativo.

DIAGNOSTICO


Se realizó el trabajo con 45 alumnos de sexto grado, seis mujeres y en su mayoría hombres con edades que oscilan entre 11 y 12 años.


Durante la observación se encontró que poco les interesaba la lectura y mucho menos la escritura como procesos comunicativos. Al realizar una entrevista se evidencio que el único material leído era el requerido para el desarrollo de sus actividades académicas; con relación al ejercicio de la escritura sucedía algo similar con el agravante que entendían la escritura como trascripción de lo que el docente dictaba o copiaba en el tablero.


Asimismo se encontraron varias problemáticas a partir de unos ejercicios de producción textual en el que debían argumentar su opinión, sentar su posición y proponer o crear alternativas con respecto a los medios de comunicación masiva, este ejercicio permitió conocer falencias y fortalezas a la hora de escribir; antes de esto se notaron confundidos, preguntaban constantemente qué era lo que tenían que escribir y cómo hacerlo “ pero como empezamos” dentro de las problemáticas encontradas están las referidas a la argumentación de ideas, el escaso uso y reconocimiento de los mecanismos de cohesión que llevan, por ende, a que el texto en general no sea coherente.


En este diagnostico se encontraron tres falencias, la primera la deficiente competencia comunicativa de los estudiantes. La segunda, sus bajos niveles en comprensión y producción textual que repercuten en bajos niveles de desempeño académico. La tercera, la falta de motivación hacia la lectura y la escritura.


De este modo, teniendo en cuenta tanto las falencias como las fortalezas decidí trabajar la habilidad escritural aunque esta debe entenderse como una habilidad bidireccional junto con la habilidad lectora, mi énfasis fue en la escritura, puesto que era la menos explorada en la institución y por tanto tenían muchas falencias en esta.










PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA


En la escuela generalmente no se educa para la habilidad escritural simplemente a los discentes se les acostumbra a transcribir convirtiéndose esto en un elemento perjudicial, ya que no se les motiva a pensar ni a ser autónomos, algo que exige la escritura.


Del mismo modo la escritura en el ámbito escolar se vuelve una tarea pesada y sin sentido; una tarea mecánica que debe hacerse ortográfica y caligráficamente bien, pues el profesor suele concederle mayor importancia a la manifestación física de la expresión que su manifestación profunda, reflejo de pensamientos, sentimientos, posiciones, claridad y coherencia mental; entre otros aspectos, sin duda, muy importantes.


Esta condición impuesta desde la escuela disminuye o anula la motivación a la escritura; por el contrario, la escritura que se da por fuera del ámbito escolar responde a una necesidad vital de comunicar ese yo íntimo que no cabe en los currículos o en las tareas diarias. la del ámbito escolar muchas veces sin sentido, mecánica y parca y la del ámbito extraescolar, con sentido, motivada y fecunda.


Si en la escuela no se replantea el papel de la escritura y se avanza a pedirles textos según sus necesidades e intereses, si en vez de exigirles que copien una lección literalmente, se les enseñan estrategias para el aprendizaje y se valora el papel de esta en el aprendizaje no habría tanto fracaso escolar,; ahora ¿Cómo integrar el constructivismo, como enfoque didáctico, a la enseñanza significativa de la escritura partiendo de la cotidianidad de los estudiantes?,
















OBJETIVOS


Objetivo general


Valorar y utilizar la lengua escrita como expresión vivencial y literaria.


Objetivos específicos


Evidenciar los conocimientos previos como elementos claves que permiten la realización de una escritura significativa.


Realizar una lectura del contexto para llegar a la recreación textual


Reconocer la finalidad comunicativa de la escritura.
























MARCO TEÓRICO


En cuanto a la presentación de los fundamentos disciplinares y pedagógicos que sustentan este proyecto, la propuesta articula, desde la pedagogía, los aportes de la Teoría Cognitivo-Constructivista y, desde la lingüística, los planteamientos de la lingüística textual.


Perspectiva pedagógica


El modelo pedagógico cognitivo–constructivista se propone como un modelo que puede dar respuesta a las necesidades que la dinámica de cambios producidos en la sociedad contemporánea, plantea a la educación. Estas necesidades requieren de una educación que, básicamente, favorezca las operaciones de análisis, que forme un pensamiento sistemático y global, que desarrolle habilidades para trabajar cooperativamente y que forme individuos más creativos.


“El contacto constructivista con la cultura universal se fundamenta en el aprender significativamente, es decir, el sujeto aprende a través de su proceso individual de construcción de esos nuevos conocimientos, para lograrlo necesita establecer una relación con los conocimientos que ya poseía, los cuales se van modificando. Al construir conocimientos, que son nuevos para él, asimila nuevas informaciones que necesita acomodar en sus estructuras mentales y desequilibra el sistema de conocimientos que tenía. Las estructuras mentales se van transformando y el estudiante va aprendiendo.”[4] En tal sentido, los aportes de este modelo integran los planteamientos de autores como Piaget, Vigotsky, Ausubel y Jones.


Desde la propuesta constructivista “leer y escribir son actos comunicativos en donde se involucran el lenguaje y el pensamiento para desarrollar en los sujetos la capacidad para argumentar, comprender y producir diferentes tipos de textos de manera significativa. Por lo tanto, leer es dar cuenta del contenido global y específico de un texto de manera lógica -esto desde el nivel literal- para posteriormente trascender el mismo, estableciendo relaciones de tipo diferencial al interior y por fuera del texto. Igualmente, escribir es plasmar el pensamiento a través de un instrumento como la escritura. Ambos procesos implican establecer conexiones entre los conocimientos previos del sujeto participante, el texto que se va leer o a producir y el contexto.”[5]


Vigotsky propone el aprendizaje en situaciones de enseñanza, de allí la zona de desarrollo próximo, la cual es definida por él como: “La distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad para resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración de un compañero más capaz”. (1998)
Esta teoría es apropiada para la investigación educativa en general porque permite profundizar en el proceso de lecto-escritura.
Ausubel recibe la influencia de dos fuentes importantes: Piaget y Kuhn.
PIAGET: considera que el niño es creador de su propio conocimiento a través de sus acciones, y que él mismo es un proceso de desarrollo de tal manera que podemos estudiar su formación y progreso desde conceptos mínimos que se vuelven cada vez más complejos. El propósito de Piaget es estudiar como se pasa de una etapa del conocimiento a la otra.


De Piaget, se retoma el concepto y la génesis de las estructuras cognoscitivas. De Kuhn, el concepto de paradigma y lo aplica al proceso de aprendizaje. La teoría de Ausubel permite distinguir entre la enseñanza, el aprendizaje y las formas de adquirir información. El aprendizaje puede ser repetitivo o significativo; según lo aprendido se relaciona arbitraria o sustancialmente con la estructura cognoscitiva. El aprendizaje significativo es aquel que permite integrar los conocimientos nuevos a los previos, mientras el repetitivo es aquel que no permite establecer dicha relación.


JONES: Plantea la enseñanza estratégica, “se fundamenta en el equilibrio entre los conocimientos previos del alumno, los logros propuestos y las estrategias para alcanzarlos” En esta enseñanza estratégica planteada por Jones se propone un maestro mediador, planificador y guía del aprendizaje, donde enseña contenidos al tiempo que planifica las estrategias para que estos contenidos sean significativos al estudiante. Para planear lo primero que se debe definir los logros que se quieren alcanzar, luego hacer las actividades que deben estar acordes a los conocimientos previos e intereses de los estudiantes.


Jones plantea dos principios fundamentales de la enseñanza estratégica que son:
El aprendizaje se orienta hacia dos objetivos: la construcción del significado y el aprendizaje independiente. Lo primero que hace un estudiante es entender lo que va a realizar y luego realiza lo que se le plantea para la adquisición del conocimiento.


Aprender es vincular información nueva con los saberes previos. De aquí se deberá la importancia de un diagnóstico inicial que haga el maestro, éste no puede suponer que los estudiantes saben algo. Se debe partir de la información que arroje dicho diagnóstico para articular lo que sabe desde antes, a lo que va a aprender para que adquiera un conocimiento significativo.


En esta estrategia el docente es orientador que tiene en cuenta los conocimientos previos del estudiante para organizar el cómo, el por qué y el para qué de la enseñanza.
Los principios fundamentales de esta teoría son:
El aprendizaje va en busca de la construcción del significado y el aprendizaje independiente.
El aprendizaje debe tener en cuenta los saberes previos para integrarlos a los nuevos conocimientos.
Se aprende cuando se jerarquiza el conocimiento.
El aprendizaje se da a través de la estrategia.
El aprendizaje se da por procesos y de manera recursiva.



Perspectiva Lingüística


Este proyecto se fundamenta en la lingüística textual ya que, por ser una disciplina que plantea el texto como unidad de comunicación del lenguaje, con una estructura definida adecuada a la intención comunicativa del autor y con unas propiedades interdependientes que dan cuenta de su unidad y de su lógica, nos permite disponer de elementos suficientes para identificar problemas en la estructura y en el uso del texto en diferentes contextos comunicativos, para conocer los mecanismos que garantizan su cohesión y coherencia; así como también, para determinar la estructura que el texto debe presentar de acuerdo a la intención comunicativa de su autor. Desde esta perspectiva se consideraron los aportes de autores como Chraudeau, Bernárdez, Cassany,.

La teoría discursiva, en coherencia con los fundamentos del modelo pedagógico Cognitivo-Constructivista, fomenta una enseñanza de la lengua basada en el análisis y la producción del texto que libera al estudiante de la repetición memorística de palabras, conceptos y teorías, permitiéndole un intercambio con el contexto a través del lenguaje, de tal forma que pueda desarrollar eficazmente su competencia comunicativa.


Una enseñanza de la lengua basada en la comprensión y la producción del texto llevan gradualmente al estudiante hacia una autonomía que le concede un papel protagónico y efectivo en la regulación de su propio proceso y la oportunidad de participar en los procesos sociales.


La profesora Mejía sostiene que el lenguaje no sólo es un objeto de conocimiento sujeto a unas reglas precisas; que es además una manera de organizar el mundo y, como tal, fundamenta los intercambios entre el individuo y su contexto; propone, más que valorar qué tanto saben los estudiantes acerca de su lengua, valorar qué tanto pueden hacer con ella en situaciones concretas de comunicación y concluye que esta tendencia hacia la pragmática, requiere que el docente de lenguaje propicie en el aula actividades tendientes hacia la construcción de competencias; hacia el desarrollo de las habilidades y hacia la enseñanza de las estrategias que le permitan al alumno, de forma ágil, buscar y ubicar la información que requiere. (Mejía, 2002)


Hay que tener en cuenta que el conocimiento teórico a cerca de la lengua es necesario para todo hablante, pero este requiere no solo del conocimiento y reflexión a cerca de la lengua, sino de una adecuada actuación. Se debe valorar qué tanto pueden hacer los estudiantes con la lengua en situaciones de comunicación.

Anteriormente la producción textual tenía como objetivo el plano retórico, haciendo énfasis en la argumentación, ya que era un discurso dirigido a la multitud; ahora el lugar de la multitud lo ocupa el interlocutor de un debate o el lector de un texto.


En la producción textual es necesario valerse, según Cassany, de tres procesos:
La pre-escritura, referida a un proceso inicial en el que se hace una especie de borrador con las ideas que posiblemente permitirán desarrollar el tema.
La escritura, requiere un proceso más complejo porque en ella se hace una depuración de aquellas ideas para escoger solo las que más se ajusten al tema en cuestión.
La re-escritura, implica una revisión autoevaluativa para llegar a un producto final, es decir, la elaboración del texto propuesto.


CHARAUDEU: Considera que el camino más viable consiste en afrontar el trabajo desde la perspectiva discursiva, es decir, desde el proceso de comprensión y construcción de textos; para ello el docente debe diseñar estrategias que conduzcan al alumno a dar cuenta en los textos de : el contenido, la situación comunicativa, los modos organización del discurso y el saber experiencial.
Los seres humanos no se comunican mediante palabras aisladas, tampoco mediante oraciones aisladas, sino que se trata de transmitir significados complejos mediante textos lo más coherente posible, porque se intenta ser comprendido por los otros.


Surge por lo tanto, dentro de la lingüística una nueva disciplina llamada lingüística textual, cuyo objeto de estudio es el texto como unidad de comunicación del lenguaje.


BERNÁRDEZ: Establece que para conocer de forma operativa la propia lengua, y obviamente, para un conocimiento teórico, es preciso dominar no solo las estructuras fonológicas, morfológicas, sintácticas y léxicas en el sentido tradicional, sino también las estructuras textuales, esto es, los procesos o mecanismos que determinan la configuración de un texto.


La Competencia Comunicativa: Se refiere básicamente a la habilidad para actuar lingüísticamente; de ahí que incluya a la competencia lingüística que posee el hablante y que constituye su saber previo y abstracto acerca del sistema de significación lingüístico. El trabajo sobre las cuatro habilidades (escuchar, hablar, leer y escribir) se fortalece en función de la construcción del sentido.


Esta competencia es entonces la que requiere un hablante para comunicarse de manera eficaz en contextos culturalmente significantes, es decir, son las habilidades para actuar lingüísticamente; y está sujeta a las condiciones reales de posibilidad, factibilidad y apropiación en las cuales se de realmente la interacción comunicativa. Incluyen el conocimiento lingüístico o saber previo y abstracto que posee el hablante acerca del sistema de significación lingüístico y las habilidades para utilizarlo en una situación real.


La Competencia lingüística: Se refiere a las reglas gramaticales que permiten que la actuación lingüística sea formalmente posible. Chomsky dice que se trata de producir enunciados gramaticalmente válidos y emplea los conceptos de factibilidad para referirse a los medios de que dispone el hablante (formación, nivel cultural, edad, etc.) para elaborar expresiones posibles; y el de adecuación para referirse a la pertinencia según el contexto comunicativo.


La competencia significativa: Incluye las dos anteriores, pero enfatiza en la construcción de sentido. Esta competencia muestra al lenguaje como una de las principales funciones sicológicas superiores cuyo origen es social y reconoce la estrecha relación entre las nociones de aprendizaje, desarrollo y contexto.
Con base en esta noción se postula que “el diálogo constante con la cultura, a través del lenguaje, desarrolla en el sujeto su función simbólica, lo que posibilita el acercamiento a los diversos signos en los cuales está cifrada la ideología, la política y, en general, el contexto sociocultural en el cual le corresponde interactuar.” (Mejía, 2002).
El tipo de texto con el que se trabajara es el texto periodístico, le facilitan al estudiante la adquisición de un bagaje cultural más amplio y una concepción más humana del mundo.










































METODOLOGÍA


El presente trabajo de investigación está desarrollado bajo el enfoque cualitativo , apoyado en el método etnográfico y hermenéutico que bajo diferentes técnicas e instrumentos , como la observación participante, a través de la cual, me introduje en un entorno determinado para darme cuenta de todos y cada uno de los elementos propios del contexto, recolecte información a través de otros instrumentos como las, entrevistas, la prueba piloto, diario de campo; las cuales, se constituyeron en el punto de partida de la investigación etnográfica y hermenéutica.


Todo lo anterior permitió adentrarme en es contexto escolar para luego redimensionar dicha realidad a través de la interpretación y la reflexión lo cual me llevo a transformar tanto mi práctica, como el escenario educativo.


Por consiguiente se establecieron objetivos específico s con la idea de la búsqueda de estrategias efectivas que permitan a partir de una serie de postulados teóricos, contrarrestar todo aquello que impide que los estudiantes alcancen los logros propuestos en el campo de las habilidades comunicativas.


De ahí la importancia del proyecto investigativo ya que lo realmente importante no es comprender e interpretar la realidad educativa donde se desempeña el quehacer pedagógico, sino, intervenir en dicha realidad para mejorarla, a través del diseño de propuestas de intervención didácticas y pedagógicas.


En coherencia con este nuevo enfoque y con necesidades reconocidas en los estudiantes hay quienes proponen el desarrollo de habilidades para comprender y producir textos como una alternativa que da respuesta a las demandas actuales. De acuerdo a sus observaciones, algunos investigadores[6] afirman que para lograr el desarrollo de habilidades se deben diseñar y aplicar sistemáticamente estrategias que se puedan enseñar; en eso precisamente se interesa este trabajo.

Atendiendo a la necesidad diseñar y aplicar en forma sistemática un plan que involucre, en forma coherente, la habilidad que se pretende mejorar (producción textual),

FASE 1
Se hizo un diagnóstico inicial, donde se medio el estado de los estudiantes en esta habilidad

FASE 2 Tipología de textos
La intervención pedagógica realizada se encaminó esencialmente a fundamentar teóricamente, en forma adecuada al grupo de estudiantes, la práctica que se llevó a cabo en torno al tema de los conectores. Así mismo, se retomaron algunos elementos relacionados con el concepto de texto que remiten a oraciones, párrafos, sentido global, enlaces, estructura, entretejido de significaciones, unidad, tipología de textos[7]; entre otras cosas.

Después de esta etapa informativa se procedió a la verdadera reconstrucción de conceptos por parte de los estudiantes, tratando de evidenciar la presencia de conectores en pequeños textos cotidianos tomados como material para el trabajo en el aula: un breve artículo del periódico del colegio; un cuento colectivo que se hizo para mostrar cómo, sin que nos lo propongamos, surgen referencias anafóricas, catafóricas y exofóricas en nuestras expresiones orales; se realizaron diferentes ejercicios de aplicación con el fin de familiarizar al estudiante con los conectores, con su reconocimiento, su identificación, su uso y su empleo.


En atención a los parámetros propuestos en Los Estándares Básicos de Lenguaje, propuestos por el Ministerio de Educación Nacional, es importante considerar todo tipo de textos. Los textos son el vehículo para expresar las intenciones que quieren comunicar los seres humanos a través del lenguaje. Se clasifican según la intención predominante en ellos. Consideremos las superestructuras básicas:

FASE U COEVALUACION Para alcanzar un mejor resultado nos apoyaremos en principios como el abordado por Vigotsky quien propone la colaboración entre pares, es decir, que los estudiantes de mayor rendimiento ayudaran a quienes presenten dificultades para que alcancen los logros propuestos.
La evaluación es un proceso en el cual se construyen juicios de valor que buscan comprender y comparar lo que se evalúa con unos criterios de enseñanza y conocer el fin que se persigue con dicho instrumento.

La finalidad pedagógica de esta propuesta es lograr que el estudiante mejore el desarrollo de la habilidad escritural.

En el proceso evaluativo, el maestro será más un crítico que un simple calificador.
la producción textual se coevaluar ,autoevaluara y heteroevaluara asi:
Cohesión
Coherencia
Tema
Macro proposiciones temáticas
Ambientación
Desarrollo
Resolución


FASE 3: la ESCRITURA UN ACTO DE PLACER
Es importante tener en cuenta, la profesora Mejía Osorio propone en su proyecto, con base en este modelo , las siguientes recomendaciones enfocadas hacia la producción textual:


1. La elaboración de borradores.
2. El alumno escribe mejor cuando lo hace desde sus necesidades e intereses.
3. La producción de un texto escrito constituye una de las mejores oportunidades para que el alumno use productivamente su pensamiento reflexivo, analice, relacione y sintetice.
4. El dominio de la producción textual requiere de un trabajo constante y sistemático, con una periodicidad flexibilidad y sensata y en función de las mencionadas necesidades e intereses; respetando los ritmos propios del alumno.
5. Para escribir es necesario tener conocimientos previos acerca del tema en cuestión.
6. Leer, ver películas, videos, asistir a conferencias que traten del asunto, es recomendable para mejorar los esquemas cognoscitivos de los estudiantes.
7. También se aprende a escribir leyendo buenos escritores.
8. La gramática no debe convertirse en un objetivo, sino en un medio de los cursos de composición. No es el aprendizaje de la gramática lo que mejora los procesos escriturales, sino que es el proceso de escribir el que mejora el dominio de la gramática. Los conocimientos gramaticales son necesarios pero no suficientes para garantizar una buena escritura.
9. La practica de la composición se debe integrar en todas las asignaturas del currículo.
10. Se debe entrenar a los estudiantes en la escritura de diversos textos: telegramas, cartas, invitaciones, solicitudes, recetas de cocina, resúmenes, ensayos, etc.
11. Los estudiantes deben participar en la etapa de evaluación de los trabajos de sus compañeros. Para ello, deben tener pautas de evaluación con criterios claros y sobre un sólo tema cada vez.
12. La labor del profesor es la de guiar el proceso y evaluarlo.
13. Crear la conciencia de escribir varios borradores y conservarlos para valorar el progreso alcanzado.
14. El profesor también debe escribir con los alumnos. De ese modo se convierte en un líder para sus estudiantes y comprende mejor los problemas que ellos enfrentan cuando escriben.


FASE 4
La aplicación en el aula de clase de las estrategias , mediante diversos temas( como la drogadicción, el conflicto armado colombiano, la incidencia de las modas en la juventud, etc)
El proceso consistió en una serie que de manera libre los estudiantes construían, El proceso que organicé les dio la posibilidad a los estudiantes de entregar “un borrador” de un primer texto que se les pidió sin tomarles en cuenta ninguna calificación, luego les propuse elaborar un segundo texto, ya definitivo, lo cual les sirvió para perfeccionar las fallas de cohesión y de coherencia


En coherencia con el razonamiento anterior, el modelo cognitivo-constructivista plantea que una enseñanza de la lengua basada en la comprensión y la producción del texto, permite al estudiante asumir un papel protagónico y efectivo en la regulación de su propio proceso, alcanzar gradualmente su autonomía y generar oportunidades de participar, en condiciones de equidad, en los procesos sociales.

De modo que, la atención al individuo desde la educación parte, necesariamente, de la capacitación para la comunicación y la función del maestro en la enseñanza de la lengua, desde la postura cognitivo-constructivista, es la de diseñar y organizar experiencias didácticas, teniendo presente la idea de un alumno activo que aprende significativamente, para que este objetivo vital pueda ser alcanzado.


Ese cambio de actitud se debe reflejar en una posición más humana -respetuosa, sensible, abierta- frente al estudiante; pues, en una formación integral el pensamiento y el sentimiento no pueden ser considerados por separado y debe darse cabida a la diversidad y a la diferencia, derechos fundamentales de cada persona: “...una formación integral involucra todas las dimensiones del hombre, su pensamiento y la razón, el cuerpo y los sentidos, el área afectiva; dimensiones que no trabajan en desarticulación sino como un todo indisoluble que construye una imagen de sí mismo y del mundo”[8].
FASE 5 CONSTRUCCION DE UN PERIODICO
No podemos pues, separar al estudiante del contexto en que se mueve, ignorando lo que afecta tanto sus emociones como su razón; reconocerlo, es el primer paso para poder pensar en implementar estrategias que, considerando estas condiciones, puedan despertar en él un auténtico interés en los actos de lectura y escritura, para, desde ahí poder trabajar en el mejoramiento de su competencia comunicativa.

Por su parte, Freire sostiene: “El acto de aprender a leer y a escribir tiene que partir del acto de leer la realidad, algo que los seres humanos hacen antes de leer palabras... así podemos entender la lectura y la escritura como actos de conocimiento y de creación que no sólo permiten la interpretación de la realidad, sino que, ante todo, nos posibilitan transformarla”. [9]





Estrategias

Escribir desde las vivencias e intereses, la cual se constituyo en la base para la producción textual.


Aprovechar los diversos recursos del medio para incentivar la producción de textos.


Teniendo en cuenta el constructivismo con sus teorías cognitivas donde el educando es el centro y actor activo del proceso de aprendizaje las estrategias en este campo estuvieron centradas en la función social y comunicativa de la escritura que de be responder a determinadas intenciones y a producir placer de crear de construir y comprender su importancia inicialmente la idea es estimular la fluidez, la superestructura de textos ¿…?


Parti de la lectura de imágenes para la construcción escrita; aquí el estudiante tiene la posibilidad de imaginar situaciones, conversaciones valiéndose de sus conocimientos empíricos
Conocer diferentes tipos de textos falta unidad discursiva.


Salida para observar y escribir sobre lo visto ,esta cambio mucho la actitud de los niños frente a la escritura, pues facilito la realización de trabajos espontáneos y propios, ya que el niño se baso en sus vivencias y no acudió a los ya elaborados.


Los temas de interés como las mascotas sus juguetes los deportes que practican sus sueños descripción del hogar y la familia se convirtió en espacios para aflojar sentimientos valores afectivos y significativos en la vida de los niños demostrando como los pequeños detalles se hacen grandes en la medida en que son analizados replantear el uso de los signos de puntuación.



La sistematización del proyecto se dio gracias a los resultados de las actividades planeadas y ejecutadas de las cuales quedaron evidencias y su consignación es el diario de campo donde se plasmaron resultados y efectos de la metodología ,para reconocer la escritura como un sistema de significación a través del cual es posible la comunicación.


Falta mayor

marco teórico
El constructivismo en el aula c.coll.e martin tmauri.m miras j onrubia
Maria edilma silva
mabel estarico
Ruben dario hurtado
Lucy Mejía
Gloria rincón
Josset jolibert
Fabio jurado valencia
Mabel condemarin
Ana maria maqueo
EMILIA FERREIRO
Frida diaz barriga
Daniel cassany
ausubel

Se debe avanzar en la construcción de éste, recuerde que lo debe hacer tipo texto argumentativo.



Hay varios aspectos de la introducción que pertenecen más al marco teórico.









conclusiones


Es justo, es necesario, enseñarles estrategias que les permitan la comunicación de sus pensamientos, sentimientos, deseos, opiniones, propuestas; de todo lo que quieran decir.

Tratar de concienciar al estudiante de que la escritura como una tarea mecánica de trascripción tiene muy poco sentido y valor para su formación.
No permitir que la competencia ortográfica se sobrevalore hasta el punto de que otros elementos importantes del texto como el nivel argumentativo o creativo, la cohesión y la coherencia, la segmentación y el control temático, el uso pertinente del vocabulario; entre otros, queden anulados o pasen a un segundo plano.


Planear las propuestas de lectura y escritura a partir de las necesidades y gustos identificados en los estudiantes.


La autoevaluación y la coevaluación permiten abordar nuevos tópicos y replantear de acuerdo a las necesidades evidenciadas.


Una evaluación que permita el reconocimiento al compromiso del estudiante con su proceso a través de un estimulo por el cumplimiento con las producciones que debe desarrollar y por sus progresos.
Una coevaluación que propicie el acercamiento a diferentes aspectos del texto y a diferentes textos para que se de lugar a una corrección más completa y al reconocimiento de otras formas de pensar , sentir y ver el mundo que permitan descubrir y construir la propia identidad.
Recolección de datos
Recolección de datos











[1] PETIT, Michèle. Nuevos acercamientos a los jóvenes y a la lectura. Fondo de Cultura Económica. México, 1998.
[2] LÓPEZ V., Amando et al. La Competencia Comunicativa. Un Aprendizaje Cooperativo a través de Talleres. Edición Universidad de Almería, Servicio de Publicaciones, 1999. P. 11.

[3] Tomado del Proyecto Educativo Institucional de la Institución Educativa Pascual Bravo.
[4] Tomado de: ÁLVAREZ DE Sayas., Carlos y GONZÁLEZ Agudelo., Élvia María. El modelo pedagógico de los procesos conscientes.

[5] Cómo hacer de la lectura y escritura un acto maravilloso. Bermúdez G Mónica. Franco R Luz Yolanda. Sánchez Margarita. Proyecto Dificultades en la Lectura y la Escritura. Centro de Servicios Pedagógicos. Página Web, Facultad de Educación. Universidad de Antioquia.


[6] Alguna bibliografía al respecto:
MEJÍA Osorio Lucy. Evaluación Comparativa de la Incidencia de una Intervención Pedagógica, para mejorar la Comprensión y Producción de Textos Escritos. Universidad de Antioquia. Medellín, 2002. MARTÍNEZ., María Cristina. Compiladora. Los procesos de la lectura y la escritura. Propuestas de intervención pedagógica. Editorial Universidad del Valle. Santiago de Cali, 1997.
[7] VAN DIJK; Teun. La Ciencia del texto. Piados Comunicación. 2ª Reimpresión. Barcelona, 1992. (Tipos de superestructuras. P. 148)
[8] Citado por ORTIZ Naranjo., María Nancy. El Rostro de las Palabras. En: Cuadernos Pedagógicos No. 20, septiembre de 2002. Universidad de Antioquia. Facultad de Educación. P. 61.

[9] ORTIZ Naranjo, op cit., p. 66.

miércoles, 7 de noviembre de 2007